En este breve pero lúcido y apasionante ensayo László Földényi se refiere al oscuro destierro de Dostoyevski y plantea cómo el gran narrador ruso habría sido capaz de observar con agudeza crítica al filósofo alemán, entonces en la cima de la intelectualidad europea. Al racionalismo de Hegel, sin embargo, Dostoyevski habría preferido el infierno de Siberia porque en él hallaba la salvación al poder apartarse de la historia.

“Dostoyevsky estaba convencido de que la humanidad acabaría hundiéndose en la esclavitud definitiva cuando quisiera salvarse a sí misma. El siglo veinte, con sus catástrofes políticas, tecnológicas y ecológicas, le da la razón. No se trata de accidentes sino de las consecuencias ineludibles de la fe en la exclusividad del saber. A partir del momento en que el ser humano se impone el papel de Dios y considera que todo tiene solución, es capaz de sacrificar todo el universo con tal de demostrar que tiene razón.”

László Földényi