< Autores

Palau i Fabre, Josep

Nacido en Barcelona el 21 de abril de 1917, es considerado una de las grandes personalidades de la literatura catalana de nuestro tiempo. Gracias a su relación con personalidades como Picasso, Artaud, Octavio Paz, Cocteau, Lorca, Alberti, etc., supo conectar la cultura catalana con las corrientes artísticas más importantes del siglo xx. Nacido en un ambiente familiar dedicado al arte (su padre era pintor y decorador), Josep Palau i Fabre, además de poeta, autor dramático, cuentista y ensayista, ha sido un estudioso de la pintura, muy especialmente de la obra de Pablo Picasso. Al análisis y comentario de la obra del pintor, dedicó más de veinte libros (algunos de los cuales fueron traducidos a una decena de idiomas), entre los que destacan Doble assaig sobre Picasso (1964), El “Gernika” de Picasso (1979) o Picasso cubisme (1990). Josep Palau i Fabre estudió Letras al principio de los años cuarenta y fue un activista comprometido de la reanudación de las actividades literarias y culturales bajo el franquismo. Dirigió la revista clandestina Poesia (1944-45) y fue el artífice de la editorial La Sirena. Más tarde, fue fundador y colaborador de la revista Ariel (1946-1951). En 1945, una beca del gobierno francés le permitió ir a París. Su estancia allí, que había de durar tan solo dos años, se prolongó hasta la década de los sesenta. En París estableció contactos con escritores y artistas muy distintos: desde Artaud hasta Octavio Paz, y de Camus a Picasso. La edición de su obra poética se inició con Balades amargues, en 1943, y continuó un año más tarde, con pie de imprenta falso, con L’aprenent de poeta. A estos, siguieron Imitació de Rosselló-Pòrcel (1945) y Càncer (1946). Reelaborados todos y junto a otro textos inéditos, forman el volumen Poemes de l’Alquimista (1952). La producción teatral llegó después de la poética: La tragèdia de Don Joan (1951), Don Joan als inferns (1952) y Esquelet de Don Joan (1954) son algunos de los títulos que configuran el ciclo de Don Juan. Con este personaje literario, el autor ensaya la contestación a las normas de una sociedad puritana y represora, a la vez que le permite abordar la temática amorosa de forma directa. En títulos como Mots de ritual per a Electra (1958), La caverna (1969) y Homenatge a Picasso (1971) –reunidos en su volumen Teatre (1976)– prosigue con un universo teatral particular, que se completa con piezas como Avui Romeo i Julieta (1986) y L’Alfa Romeo i Julieta i altres obres (1991). El autor dedica también su reflexión teórica al teatro en La tragèdia o el llenguatge de la llibertat (1961) y El mirall embruixat (1962), dos pequeños libros sobre este género. Más adelante publicó Antonin Artaud i la revolta del teatre modern (1976), aproximación a la obra de una de las figuras esenciales de sus referencias intelectuales y artísticas. En cuanto a la narrativa corta, ha publicado las recopilaciones Contes despullats (1982), La tesi doctoral del diable (1983), Amb noms de dona (1988) y Un saló que camina (1991), que se unieron, junto con otros cuentos inéditos, en el volumen Contes de capçalera (1993). Posteriormente, publicó La metamorfosi d’Ovídia i altres contes (1996). En lo que a ensayo se refiere, más allá de la investigación picassiana, Palau i Fabre es autor de varias recopilaciones recogidas bajo el nombre de Quaderns de l’Alquimista (1997), cuya primera entrega apareció en 1976. La alquimia es un método que unifica los supuestos poéticos e ideológicos de toda la obra del autor. Palau i Fabre es, además, traductor de Una temporada a l’infern. Il•luminacions de Rimbaud (1966) y de Versions d’Antonin Artaud (1977), ambos poetas con una decidida influencia sobre su obra. En prosa ha traducido Cartes d’amor de Marianna Alcoforado (la monja portuguesa) (1986) y L’obra mestra inconeguda (1986), de Balzac.